La Bella Mamá | Maternidad, embarazo y más

Portal para la mamá y la familia. Todo sobre salud, belleza y embarazo.

Fecundación y nidación

Unión del óvulo y del espermatozoide

La fecundación es la fusión de los dos gametos, femenino (óvulo) y masculino (espermatozoide), para formar una sola célula, que a través de una serie de divisiones dará lugar al nuevo ser.
El óvulo procede del ovario, de donde sale de su folículo el día de la ovulación. Una vez estallado el folículo, el óvulo es recogido por el pabellón de la trompa. Este óvulo continúa por las trompas, para implantarse en la matriz o para salir al exterior, según haya sido fecundado o no. Este traslado se efectúa gracias a los cilios o pestañas que existen en la luz de la trompa, y a los movimientos peristálticos de ésta.

Fecundación y nidación
El espermatozoide procede del testículo del hombre, y se almacena en la vesícula seminal en cantidad de millones. En el momento de la eyaculación, millones de espermatozoides son depositados junto con el líquido seminal que les sirve de medio de dilución y vehículo de aporte, en la cavidad vaginal y ordinariamente cerca del cuello de la matriz. Los espermatozoides atraviesan el cuello de la matriz y tienen que recorrer el trayecto formado por ésta y la trompa para llegar hasta el óvulo y fecundarlo. Esta migración la puede realizar el espermatozoide gracias a su movimiento propio, ya que está dotado de una cola que le sirve como un flagelo.
En la especie humana, el tiempo más apto para la fecundación es desde dos días antes de la ovulación hasta el siguiente de ésta, puesto que la vitalidad de los espermatozoides y los óvulos oscila entre 24 y 48 horas.
Se ha comprobado que espermatozoides dotados de buena movilidad pueden alcanzar el óvulo en un plazo de 3 a 5 horas después del acto sexual. De los millones de espermatozoides que componen el eyaculado, muchos llegan hasta donde está el óvulo, pero sólo uno de ellos lo penetra, lo torna inaccesible a los restantes y lo fecunda.

Surge un nuevo ser

El espermatozoide fecundante, después de perforar la capa externa del óvulo, penetra en él y deja su cola fuera. Cuando los 23 cromosomas de procedencia ovular se fusionan con los 23 de origen espermático y surge una sola célula de 46 cromosomas, en ese mismo instante, empieza la vida de un nuevo ser.
En esta foto obtenida a travé microscopio aparecen los e¡ matozoides dirigiéndose hac óvulo. Sólo uno de ellos lo netrará. Acto seguido a la fusión de los gametos comienza una serie de divisiones y transformaciones que culminarán, nueve meses después, en una nueva vida asentada en sus distintos órganos y aparatos.

Pin It
←More from Fecundación